29 de julio de 2017

Cantamisa

Hoy sábado, a las doce y media, el santuario de Nuestra Señora del Campo vivirá la primera misa oficiada por un nuevo sacerdote, Fernando García. 
Fernando García durante las celebraciones de la pasada Semana Santa en Ayoó.






El colombiano, de 36 años, ha estado durante los últimos meses ayudando en su labor al sacerdote responsable de los pueblos de la comarca, que son creo que 14 o 16. 

En Ayoó ha sido muy bien recibido y de hecho, un buen número de vecinos le han acompañado dos veces hasta Astorga, una cuando le nombraron diácono (1) y otra, hace una semana, cuando se le nombró presbítero (2). 
Momento de la ordenación de los dos nuevos presbíteros el pasado domingo 23 de julio. (Web Astorga Digital)

Web Astorga redacción.
A esta primera misa que oficia un nuevo sacerdote se le conoce como "cantamisa" y antaño, en los pueblos, era una gran fiesta en la que participaban todos sus habitantes.


Fotografías de arriba y de abajo, cantamisas en el pueblo leonés de Rebollar de los Oteros.

Así lo recoge el profesor Mencía en el blog dedicado a su pueblo natal, Joarilla de las Matas: 

En aquella época, hace 50 o 60 años, a cualquier acto religioso se le daba mucha importancia. Y este era uno de ellos. Se valoraba el que un hijo del pueblo llegase al sacerdocio o fuese religioso.
La celebración de su primera misa revestía gran solemnidad, era cantada y el nuevo sacerdote estaba acompañado de otros muchos compañeros. Uno de los momentos más llamativos era el besamanos. Al finalizar la misa todos los asistentes pasaban por el presbiterio para besar sus manos.


Y, aparte de otras cosas, en Jorilla y otros pueblos tenían la costumbre de llevar en andas al nuevo sacerdote desde el domicilio de sus padres hasta la iglesia, bajo un arco hecho de ramas y flores, como podemos ver en la imagen. Solían hacerlo los mozos, de la quinta del nuevo sacerdote.
Todo el pueblo posando en un cantamisa en Taranilla, León.
Cantamisa en el pueblo de Sandoval de la Reina (Burgos). Fotografía de Antonina Ortega Ruiz, web de Sandoval.

En los primeros tiempos de este blog presenté varios fragmentos del libro escrito por el Padre Casado, un sacerdote de Ayoó que ejerció en Brasil muchos años, hasta que renunció al sacerdocio y se casó. En él habla de su cantamisa, su primer oficio como sacerdote en su pueblo natal:

Mis padres y hermanos, henchidos de orgullo y satisfacción, preparaban la fiesta del “Canto de Misa” como si fuese una boda. En su cabeza, yo me estaba casando con la Iglesia. Invitaron a todos los familiares y amigos que, claro está, era la mayor parte del pueblo, con cerca de 1000 habitantes.



Al llegar a la Iglesia encontramos a los invitados y los fieles congregados para asistir a mi Primera Misa Cantada. Los párrocos de los alrededores, especialmente aquellos que me vieron crecer, ayudarían en la Ceremonia. 

Uno de los momentos más emotivos ocurrió cuando, en el momento de la Comunión, ví a mis padres arrodillados delante de mi, para recibir la Hostia que tenía consagrada: Tomad y comed, este es el Cuerpo de Cristo.

Antes del final de la ceremonia otra emoción más fuerte me hizo llorar. Era el momento del besamanos. Yo permanecía sentado en el centro del altar y con las manos abiertas sobre las rodillas, enlazadas en una cinta decorada, recibía a la comunidad para besarlas. En el instante en que mi padre y mi madre se arrodillaban para besar mis manos, mi corazón se estremeció y las lágrimas corrieron abundantes por la cara.



Besamanos en la primera misa de Abundio Rodríguez, en el pueblo de Sandoval de la Reina. Fotografía de Antonina Ortega Ruiz, web de Sandoval.


(1) Diácono es algo así como un grado inferior al de sacerdote. Es uno de los grados del sacramento del Orden sacerdotal, y lo reciben los obispos, los presbíteros y los diáconos, según se explica en la revista Alfa y Omega.

(2) El presbítero es lo que no sabemos mucho de estas distinciones, llamanmos habitualmente, sacerdote. Según se recoge en la revista cristiana online Aleteia "es propiamente sacerdote; no tiene el sacerdocio en plenitud –eso es propio del obispo-, pero es verdadero sacerdote. Eso le confiere algunas potestades sacramentales, especialmente sobre los sacramentos, pues la celebración de varios de ellos –Eucaristía, Penitencia, Unción de los enfermos, Confirmación- requiere el sacerdocio". En Wikipedia lo explican así: En la Iglesia católica son conocidos comúnmente como sacerdotes o curas. Ambos términos en estricto rigor no son sinónimos de presbítero, ya que sacerdotes son tanto los obispos cuanto los presbíteros, y el término cura se refiere a quien posee la responsabilidad de la "cura de almas" de una parroquia, o sea el párroco.​ En la Iglesia Católica hispano parlante en el uso común se les suele denominar 'padres'. Los presbíteros pueden administrar cinco sacramentos. El presbiterado es el ministerio que desempeñan los miembros de la jerarquía en la Pastoral: párrocos, vicarios y capellanes.

23 de julio de 2017

Espantapájaros... ¡¡¡de espanto!!!

Cuando paseamos por las tierras, sobretodo en frutales y viñas, nos encontramos con un variado muestrario de espantapájaros que tratan, no sé yo con qué éxito, de que los pájaros no se coman los frutos y de que otros animales que tanto pululan por el campo, desde jabalís a corzos, tengan el miedo justo para evitar que se metan y hagan destrozos.

Camino al agroturismo de Congosta.

Por el camino a Congosta,


En las Suertes.

Todos estos son de la categoría de "espantajos normales", hechos con más o menos gracia... pero a veces, hay algunos que, leches, que asustan... a mi me dio cosilla esto, que ni siquiera es un espantapájaro al uso... pero esa especie de piernas de un gigante colgado del árbol....



En Congosta tienen cierta afición a poner muñecas vigilantes... y da una cosita.... Estas las encontramos en una ciruelal en el camino a la casa rural: 


Y a esta, la vi en un jardín de una casa:



También en Congosta, junto a las muñecas vigilantes, había un... ¡¡mono!! una especie del famoso gorila albino, de Copito de Nieve...


Y en esta línea, el acabose de los espantapájaros... el muñeco que encontré tirado el verano pasado en la zona de Pañacabras, este que recogimos en esta entrada, Basuras

ahora está crucificado y vigilante, en el mismo barrio, en Peñacabras, en un huerto con frutales...




14 de julio de 2017

12 meses, 12 iglesias: Ermita de San Esteban, Brime de Urz



Cuando se va por el Valle de Vidriales, una de las imágenes más potentes que nos encontramos, es la de la ermita de Brime de Urz encima de su alto pedregoso.

Dedicada a San Esteban, está datada su construcción entre los siglos XI y XIII, destacando su gran espadaña, ahora mismo, por desgracia, sin campanas en sus vanos.

 


La ermita se encuentra a las afueras del pueblo, a algo más  de dos kilómetros, por un camino de tierra con buenas cuestas. 


Hasta allí se dirigen los vecinos el primer domingo de mayo, llevando la pequeña imagen del santo, que unas semanas antes había salido camino de la iglesia parroquial para ser venerado en su novena.

Vecinos de Brime suben a la ermita con la imagen de San Esteban. Foto La Opinión de Zamora.
 Los vecinos llevan la imagen hasta la ermita, como decimos, y una vez en su puerta se sigue haciendo un acto que antes era más habitual pero que se ha ido perdiendo con el tiempo: se hace una subasta a la entrada y antes de meter la imagen en el templo. Normalmente el dinero que se consigue suele ir a una cofradía que se encarga del mantenimiento del templo, desconozco si se hace así en este pueblo. 

Un momento de la romería a la ermita, en 2015. Foto de La Opinión de Zamora.
Puerta de entrada de la ermita.
Tambien es típico que uno de los quintos del pueblo meta entre con el ramo y haga un pequeño desfile por el interior. Leo, en una información de La Opinión de Zamora, que en la calle, los cofrades subastan en la explanada delantera los dulces del ramo elaborados por las mujeres de Brime, en medio de un ambiente festivo.

Fotografías de La Opinión de Zamora donde se observa el interior de la ermita.

Este año, por cierto, hubo una desgracia en plena celebración, cuando un vecino del pueblo, que acababa de introducir la imagen en el templo, murió víctima de un infarto fulminante.



En la explanada en la que se encuentra la ermita llama la atención la valla de forja con mensajes. Estrenada en 2011, fue realizada y financiada por los hermanos Gallego Neira, que forman el dúo musical "Los 2 españoles". 








Durante la fiesta, es tradicional subir hasta la ermita para ver amanecer... frío pasarán, ahora, el espectáculo tiene que ser de dejar con la boca abierta, porque tanto el lugar donde está la construcción como el paisaje que se ve desde la colina, es precioso.