15 de noviembre de 2017

Mujeres de Ayoó y Son de los Valles (2)

Segunda parte del repaso a la actuación que las mujeres de Ayoó hicieron este pasado mes de agosto, junto a Son de los Valles. Y como lo bonito, además de lo visual, es verlas y escucharlas, he subido varios videos que grabé aquel día. Para que se vea lo mucho que han aprendido y lo bien que lo hacen.







Mujeres de Ayoó y Son de los Valles (1)

El pasado viernes 4, la asociación cultural Son de los Valles, celebró su segundo aniversario en Ayoó. Organizaron una ronda tradicional y reparto de sopas de ajo. 

La gente del pueblo participó en el evento vistiéndose con ropas tradicionales de diario.


Las sopas de ajo. Foto Son de los Valles.
Fotografía de Son de los Valles.
Haciendo las sopas de ajo. Foto de Son de los Valles.
Tere, Tina y Maruja... ataviadas a la antigua. Foto Joaquín Menéndez.
Reyes, Jose y Marian. Foto Joaquín Menéndez.
Joaquín y Tere, a la antigua. El tapabocas que luce Joaquín es de mi familia. Foto del propio Joaquín.

Son de los Valles es una agrupación que trata de recuperar música y costumbres de la zona de los Valles de Benavente. En Ayoó imparten, desde hace un par de años, clases de cante y baile al que asiste un buen grupo de mujeres del pueblo y con ellas hacen una actuación en el mes de agosto que, a pesar de la verguenza y la falta de tablas, ha sido un éxito tanto el año pasado como este año, las dos veces que se ha hecho.

Felicidad, vecina de Carracedo y Jose Angel Trilla, son la cabeza de Son de los Valles, profesores y animadores de estas actuaciones. He aquí unas imágenes de estos actos.






















11 de noviembre de 2017

12 meses, 12 iglesias: Iglesia parroquial de Ricobayo

Este verano fuimos un día a hacer un recado a Zamora y terminamos comiendo en Ricobayo, como se suele decir, una cosa llevo a otra, la capital estaba a tope de gente y de coches, cogimos carretera.... Ricobayo pertenece a Muelas del Pan y está al lado del pantano que lleva su nombre y que estaba espectacularmente vacío debido a la sequía de este año. 




Dimos una vuelta, comimos (estupendamente y barato, en el hostal Atila) y aproveché para hacer fotos a su iglesia parroquial, que aunque un tanto alejada de Ayoó, también aprovecho para ponerla en este rincón de 12 meses, 12 iglesias.


La iglesia en sí es sencilla y modesta, una construcción en piedra del s.XVIII dedicada a Santa Eulalia. Así se presenta el templo en la web del ayuntamiento:

Ricobayo dedicó su templo a santa Eulalia, al trasladarse hacia lugares más elevados, huyendo de las crecidas del Esla, dejando a su antigua iglesia con advocación de ermita. La iglesia actual es un edificio sencillo, de pequeñas dimensiones. En su capilla mayor, totalmente reedificada a mediados del siglo XVIII, antaño bajo el patronazgo del conde de Alba y Aliste, se alza su retablo, del mismo siglo (en 1744 se pagaron 2.150 reales por él, y cuatro años más tarde, otros 2.450 por su dorado), guardando cierto parecido al de Cerezal, está presidido por la imagen de la patrona, también de esa época, imagen popular de trazos sencillos. Otras imágenes, como san Antonio de Padua, presente en las tres parroquias, san Bartolomé, del XVIII, ambos con cofradía propia en otros tiempos, o la Virgen del Rosario, en su retablito lateral, de especial devoción por estos lugares, completan la expresiva imaginería del pueblo.









Yo no pude ver a los santos, claro, la Iglesia estaba cerrada cuando fui, pero sí pude disfrutar de los muchos bancos de piedra que la rodean, supongo que para ir aprovechando la sombra o el sol, según se tercie y se necesite.



Y para terminar, otras imágenes de este pequeño pueblo...