9 de enero de 2017

Tragedia de Ribadelago, 58 años

Hoy me recuerda le prensa que se cumplen 58 años de la tragedia de Ribadelago, un desastre que marcó a Zamora y que aún hoy es revivida con pesar, no solo por los 144 muertos si no por lo mal gestionados que estuvieron los días posteriores y la ayuda a las víctimas. Mi madre dice que en el pueblo se reunieron víveres y dinero y que después se contaba que poco de lo que se había recogido había llegado a los vecinos que lo habían perdido todo. 

Hace unos años, en una escapada hasta el Lago de Sanabria, nos acercamos a Ribadelago viejo, el pueblo que resultó arrasado en la pantanada. Algunas de las viejas casas volvieron a ser ocupadas por sus habitantes, otros descendientes de los vecinos pasan allí sus veranos. Los monolitos, cruces y placas se reparten por este pueblo medio fantasma, medio veraneante. 












Estas son otras de las imágenes del viejo Ribadelago (a poca distancia del Lago está Ribadelago Nuevo -creado como Ribadelago de Franco- el pueblo que se construyó tras la tragedia y el abandono el viejo pueblo). Casas renovadas conviven con otras abandonadas, viejos tejados de pizarra y el campanario sin Iglesia.



















7 de enero de 2017

Cambricia

Este inicio de año está siendo muy frío. Temperaturas bajo cero, niebla y cencelladas. O cambricia, que es como se llama en Ayoó a este fenómeno meteorológico que te hace echarte una manta por encima nada más ver las imágenes de paisajes congelados. Imágenes preciosas, por cierto. 

La cambricia no es ni helada ni nieve, es otra cosa. He buscado la explicación por internet y la versión más o menos oficial dice así: "Es un hidrometeoro consistente en la formación de cristales, plumas y agujas de hielo suave de color blanco sobre una superficie sólida por la congelación de las gotículas subfundidas de un banco de niebla. Sus propiedades físicas son muy similares a las de la nieve húmeda".

He encontrado el blog del metereólogo Rubén del Campo (aquí, Supranubius) que explica el fenómenos así: La cencellada es, por lo tanto, una acumulación de hielo en objetos expuestos a la intemperie bajo unas determinadas condiciones. Se necesita la ocurrencia simultánea de dos factores esenciales: temperaturas cercanas o inferiores a los 0ºC y humedad relativa alta. La presencia de vientos fuertes ayuda a que el depósito de hielo sea más espectacular.

Gracias a la humedad relativa alta tenemos el aporte de agua necesario para que el fenómeno se produzca. Generalmente en la zona hay bancos de niebla o nubosidad baja. Por otro lado, como todos sabemos, la congelación del agua se produce a 0ºC, por eso es necesario tener temperaturas cercanas o inferiores a ese valor. Hay que mencionar que en muchos episodios de cencellada la temperatura del aire es claramente inferior a 0ºC. A pesar de ello, las partículas de forman la niebla o las nubes suelen estar en subfusión, es decir, mantienen su estado líquido a pesar de que la temperatura está por debajo de los cero grados centígrados, congelándose instantáneamente en el momento en que chocan contra una superficie.


Estas fotografías son un episodio de Cencellada o cambricia fotografiado por Mari Gan, una estupenda vecina de Morales del Rey que saca con su cámara toda la belleza de su pueblo y de los alrededores y que la comparte con todos a través del facebook. 
Estas fotografías son del año 2013 porque este año, me cuenta, aunque ha hecho mucho frío y mucha niebla, ha habido heladas, pero no cambricia.



Y diferencia la cencellada o cambricia de la escarcha: La escarcha es un fenómeno diferente al de la cencellada, aunque a veces puedan confundirse. La escarcha es un depósito de hielo que aparece en la superficie de objetos que están lo suficientemente fríos como para producir la SUBLIMACIÓN directa del vapor de agua en forma de hielo. Pongo "sublimación" en mayúsculas porque esa es la clave: el vapor se convierte directamente en hielo. En la cencellada, en cambio, las gotitas que impactan suelen estar subfundidas, es decir, en estado líquido, congelándose inmediatamente al impactar contra los objetos. En este sentido, es más parecido a la lluvia engelante que a la escarcha; la diferencia es, principalmente, el tamaño de las gotas (mucho más pequeño en el caso de la cencellada).


Fotografías también de Mari Gan, con heladas en el año nuevo, justo del día 1.



Hala, ¡¡a abrigarse que hace frío!!

31 de diciembre de 2016

¡Feliz 2017!

Hoy, último día del año, es momento de balances, de pensar en los que no están y de desear que el año que está a punto de llegar, sea un poquito mejor que este. 
Como yo soy muy optimista, vamos a despedir a este 16 y recibir por todo lo alto al 17 con mucha esperanza y pensando en todo lo bueno que nos espera. 
Y desde aquí, solo seguir asomando la cabeza, unas veces con más asiduidad, otras con menos, con mis fotos, la gente de Ayoó, las historias que me cuentan 
y el pueblo que nos une. 

¡Feliz 2017!


28 de diciembre de 2016

Padres & co

Cuando estoy en el pueblo lo que más fotografío es lo que tengo más a mano... y mis padres están ahí. Así que salen en muchas de mis fotos y con ellos, sus primos, sus amigos, la gente con la que se encuentran en un descanso de su camino, en las fiestas, en un rato de encuentro... Estas son algunas de esas imágenes.

Mi madre y Adonina, primas políticas (los primos son los maridos de ambas), en el camino a la misa del domingo.

Estos sí, los primos, mi padre Antonio y Felipe.

Tertulia en la puerta de Alberto y Pilar. Encontramos a Antonio, mi padre Antonio, Pilar, Inocencia, Laudelino, Elisa y Alberto.

En las Suertes, mi madre Emilia con Guillermo y Genoveva, primos y vecinos.

Mi padre y su inseparable Princesa.

Merienda en Requeijo, Mi madre Emilia, Pedro, mi tía Paulina y mi padre, Antonio.

Otros primos, mi padre y Delfín, primo casi hermano, se criaron juntos.

Mi padre, de currante, otra vez con Princesa a su lado.

Día de San Bartolo, mi madre Emilia y mi tía Paulina.

La mamma.

En las fiestas, esperando para ver los disfraces, Vicenta, la señora del medio no recurdo su nombre, y mi madre.

25 de diciembre de 2016

12 meses, 12 iglesias: Iglesia de Carracedo





En plena Navidad, aparece en esta sección el templo del pueblo vecino, de Carracedo. Dedicada a San Miguel, la iglesia está a las afueras de la localidad, con el cementerio al lado. Una ubicación que hace unos meses "ayudó" a que unos impresentables robasen una de las campanas de la espadaña. Cuando subí a verla, aún estaba la cuerda y el badajo y el hueco huérfano de la campana. 









Según me comentaron, la campana se encontró en una nave, en León, pero no he hallado información en prensa sobre el tema y la campana, si volvió a encontrarse, aún no ha sido repuesta en su lugar.

Es una iglesia muy bonita, no muy grande. El campanario tiene un tejadillo y se accede a él por una escalera exterior.












La portada está resguardada por un soportal con columnas. He encontrado online un libro de Rubén Fernández Mateos en el que se habla de las portadas tardogóticas de algunas iglesias del Valle del Tera y Vidriales (abajo pongo el enlace). Así se describe la portada de la Iglesia de Carracedo:

La portada de Carracedo de Vidriales (...) se abre en el muro sur de su parroquial dedicada a San Miguel. Está organizada mediante cuatro arquivoltas de medias cañas que descansan en dos frisos ornados con cinco bolas (hoy casi desaparecidas), y que prosiguen hacia el suelo conformando una apariencia de pilarillos. Todo el conjunto de arquivoltas se ve resguardado mediante una chambrana guardapolvo decorada con bolas, que apea sobre ménsulas bastante desgastadas de formas cuadráticas con concavidades. Algo separadas al nacimiento del guardapolvo, se han colocado otras dos ménsulas de igual factura y forma que las anteriores, de donde arranca el alfiz, nuevamente ornamentado con bolas, enmarcando la parte superior de la portada. 

Ya, ya... un lenguaje demasiado propio de la arquitectura, pero  si se lee la explicación y se ven las fotografías, seguro que se entiende un poco mejor. Para ayudar un poco, arquivolta es una moldura colocada alrededor de un arco; friso, es la arte ancha de la sección central de un entablamiento y puede ser liso o decorado con bajorrelieves; ornado, decorado; chambrana, moldura que se pone alrededor de las puertas, ventanas, etc.; guardapolvo es un sinónimo de chambrana; apear, sujetar sobre algo; ménsulas, cualquier elemento estructural en voladizo; alfiz, moldura o marco que rodea ka parte exterior de un arco.






En el mismo libro se explica, sobre el cuerpo de la Iglesia: El interior de la iglesia es de tres naves, separadas a través de pilares cuadrados que se rematan en un friso con el mismo tipo decorativo de bolas que hemos visto en la portada, de donde surgen grandes arcos formeros de medio punto, por lo que hemos de suponer una misma cronología, o campaña, para ambos conjuntos.





En la parte exterior se hizo una remodelación hace años (según se marca en el suelo, en 1997). Hay formas, palabras, piedras de río haciendo dibujos...







Otros detalles de la Iglesia de Carracedo...












No tengo fotografías del interior, en otro momento será. Pero aunque solo sea por verla por fuera, merece la pena acercarse hasta esta parroquia de San Miguel de Carracedo.





Más información:

- A propósito de varias portadas tardogóticas de los Valles del Tera y de Vidriales (Zamora). Rubén Fernández MateosFundación Santa María la Real

- Robo de la campana de Carracedo, información en La Opinión de Zamora y en la Benavente Televisión.